Backyard inicia en el 2010 como una inspiración, un gusto personal, una tendencia pero sobretodo por la  satisfacción de crear celebraciones efímeras ya que, después solo nos quedan los recuerdos, por ello, todos los detalles cuentan para que tengan un lugar especial en la memoria. Con el paso del tiempo, poco a poco lo que empezó como un juego empezó a tomar forma, así que  nos tomamos en serio este camino y enrumbamos!


Nos encantan los retos, la empatía con nuestros clientes nos mueve y cada celebración es una nueva idea, un nuevo concepto a trabajar, todo un nuevo camino por recorrer.

¿Celebremos?